¿Intestino irritable? Te proponemos algunas recomendaciones para que te sientas mejor
23 noviembre, 2017

Balón Gastrico para perder peso ¿es para mi?

Quiero perder peso y me aconsejan un balón gástrico. ¿Es recomendable?

Existen dos tipos de balones gástricos, con y sin sedación. Depende de las patologías de cada paciente y su tolerancia a la anestesia, asi como la pérdida de peso que necesite

PREGUNTA. Llevo tiempo intentando perder peso y el endocrino me ha planteado la opción del balón gástrico. ¿Tengo qué tener algún requisito en especial? ¿En qué consiste este tratamiento?

RESPUESTA. El balón gástrico es un dispositivo de silicona, relleno de una solución de suero fisiológico, que se coloca dentro del estómago, produciendo una sensación de saciedad constante. El volumen suele oscilar entre 400 y 650 centímetros cúbicos en función de las características del balón y del paciente. Es un procedimiento ambulatorio donde es imprescindible que el paciente entienda que ha de realizar un seguimiento multidisciplinar. Las contraindicaciones principales serían para pacientes con cualquier tipo de cirugía previa del estómago, lesiones agudas, hernias de hiato de gran tamaño, enfermedad inflamatoria intestinal, trastornos de la alimentación y gente que no quiera hacer una modificación en sus hábitos. En principio, se suele indicar en edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, pero siempre hay que realizar una valoración individualizada de cada paciente por el equipo médico.

P. ¿Cómo se pone un balón gástrico y qué tipos hay?

R. Actualmente, en el mercado existen varias opciones de balones gástricos, la gran mayoría de ellos se colocan por endoscopia, bajo sedación. Este procedimiento dura en torno a unos 15 minutos aproximadamente. Se pueden llevar de seis meses a un año, y pasado este tiempo se procederá a la retiradaque, al igual que la colocación, se hace por endoscopia.

La pérdida de peso con el balón habitual es de 20-22 kilos a los seis meses. En el caso del balón ingerible, entre 12 y 14 kilos en cuatro meses

También existe otro balón que, a diferencia de los más habituales, es el mismo paciente quien lo ingiere y posteriormente, una vez dentro del estómago, se llena de líquido. Este segundo se realiza sin sedación en la sala de radiología para controlar que el balón está en el estomago antes de proceder al llenado del mismo. Pasadas 16 semanas, el balón se vacía por sí mismo y es eliminado por el tracto digestivo. La indicación de este segundo balón es para pacientes con IMC inferior a 32 o pacientes en los que esté contraindicada la sedación.

P. ¿Cómo es el posoperatorio?

R. El posoperatorio del balón suele ser relativamente llevadero. Es habitual que en los tres primeros días aparezcan náuseas y vómitos, que pueden controlarse habitualmente con medicación oral. A partir del cuarto día la mejora en la clínica es exponencial, de manera que el paciente irá tolerando cada vez mejor la dieta, que se irá haciendo más compleja, empezando por líquidos claros en los primeros días e irá progresivamente introduciendo los distintos alimentos y texturas. La pérdida de peso con el balón habitual en nuestro servicio es de 20-22 kilos a los seis meses y 28-30 kilos al año. En el caso del balón ingerible, la pérdida está en torno a los 12-14 kilos en cuatro meses.

 

Fuentes: ElConfidencial (Dr. Román Turró)

Comments are closed.